Juan Dorá presenta su segundo single y videoclip titulado “El Arte de Llorar”.

Una vez más Juan Dorá nos sorprende con otra maravillosa balada. Después de su éxito solidario “Fábula“, el madrileño vuelve a la escena musical con su segundo single “El Arte de Llorar”.

El videoclip lo ha dirigido Beatriz Abad y ha sido rodado en la provincia de Cuenca. “El arte de llorar” nos sumerge en una historia de amor algo turbia, una relación sin futuro y estancada que nunca termina por los miedos que atan a la protagonista. Miedo al dolor, a la soledad, a equivocarse, miedo a la comodidad de la rutina… ¿te suena verdad?

Con tan solo 23 años Juan Dorá ya suena en las principales radios nacionales del país y ha trabajado en su nuevo álbum con el productor Tato Latorre, conocido por producir a artistas como Efecto Pasillo o Maldita Nerea. Con tan solo 13 años Juan Dorá ya estudiaba clases de guitarra y canto en Estados Unidos. Su primer éxito musical llegó a los 19 años publicando su primer álbum titulado “Vive”. Aprendiz de Michael Jackson, Frank Sinatra o Robbie Williams, le gusta todo tipo de música. Su primer single “Fábula” fue todo un éxito y seguro que “El arte de llorar” siguirá el mismo camino.

“Las canciones son para el público, ellos las hacen grandes y les dan sentido. Llegan todo lo lejos que ellos quieran” Juan Dorá.

Letra “El arte de llorar”

No entiendes cómo ha sido al despertar
todo vacío y lo demás
otra mañana sin sentido.
No entiendes que todo ha seguido igual
y aunque cansado de esperar
he estado siempre aquí contigo.
No entiendes que he aprendido a distinguir
entre las ganas de reír
y maldecir haber nacido.
No entiendes lo que tiene que decir
y dices solo para ti,
el capitán de un barco hundido.

Vencido, de no verte llegar.
Perdido, de no verme volar.
Rendido, por haber aprendido,
contigo el arte de llorar.

No entiendo como has sido al respirar
que hacía ese frío que al final arrancaría del más fuerte
el viento la alegría y la verdad
y dejaría a la mitad,
la maravilla de tenerte.
No entiendo que se tenga que elegir,
entre la forma de morir
o destruir al enemigo.
No entiendes lo que tiene que decir,
dices solo para ti,
el capitán de un barco hundido.

Vencido, de no verte llegar.
Perdido, de no verme volar.
Rendido, por haber aprendido,
contigo el arte de llorar.

Vencido, de no verte llegar.
Perdido, de no verme volar.
Rendido, por haber aprendido,
contigo el arte de llorar.

Vencido, de no verte llegar.
Perdido, de no verme volar.
Rendido, por haber aprendido,
contigo el arte de llorar.